LA PSICOTERAPIA

La psicoterapia abre una puerta al desarrollo interior y permite que la persona aprenda a utilizar sus propios recursos para solucionar aquellos problemas que le impiden vivir con plenitud, equilibrio y bienestar.

A algunas personas les puede resultar difícil tomar la decisión de recurrir por primera vez a un psicólogo. Consciente de ello, presto especial atención a este primer contacto, procurando que la persona se sienta cómoda, atendida y entendida.

Planteo una primera visita presencial donde establecemos contacto personal con el/la solicitante del servicio (o solicitantes en los casos de parejas y familias) y en la que procedo a hacer una recogida de datos exhaustiva a través de una entrevista semiestructurada. El objetivo de este primer encuentro es conocer el máximo posible sobre la/s persona/s y sobre todo, de su problema y motivo de malestar.

En esta misma sesión, ya con la información básica recogida y antes de seguir avanzando en el proceso terapéutico, informo y asesoro a la persona sobre cómo veo la situación a priori, si habría o no que seguir con unas sesiones más de exploración y sobre cómo plantearía en su caso el proceso terapéutico (cuáles serían las características y metodología utilizadas). Al final de la sesión, sin ningún tipo de compromiso, se tratará de valorar de forma conjunta si el servicio ofrecido se ajusta a las necesidades e intereses personales del/la solicitante.

Por mi parte, en el caso de considerar que la problemática que presenta la persona (familia, pareja...) no puede ser tratada debidamente porque no forma parte de mi repertorio de competencias profesionales, procederé a hacer la derivación profesional correspondiente.

Entiendo el tratamiento como un compromiso, como un pacto que se establece entre el paciente y el profesional de forma voluntaria y firme. Por este motivo, es de vital importancia que el paciente se muestre colaborador en todo lo que se le requiera para asegurar en mayor medida el éxito del tratamiento.

Tipos de terapia que ofrezco:

Rangos de edad y problemáticas que trato

Ofrezco tratamiento y apoyo psicológico a jóvenes (a partir de 15 años) y adultos (a nivel individual, en pareja y/o familia). Entre las múltiples problemáticas existentes, estoy habituada a trabajar con las siguientes:

Problemas de ansiedad y otros asociados

Problemas del estado de ánimo

Problemas de personalidad, relación y/o control de los impulsos

Otros

Fases del proceso
Aunque cada terapia cursa de forma totalmente personalizada, habitualmente se siguen diferentes fases:

Duración del proceso
En relación a la duración del tratamiento en general, hay que tener en cuenta que puede variar ampliamente en función de cada caso, ya que depende de múltiples factores. Entre estos factores se destacan: la complejidad y el tipo de problema, la motivación de la persona/pareja/familia y los objetivos que se planteen.
En general, la duración de las sesiones será de una hora (sólo en casos excepcionales pueden prolongarse hasta un máximo de una hora y media).



ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA

A veces, algunas de las personas que acuden al psicólogo buscando ayuda profesional en realidad requieren de una orientación psicológica y no necesariamente de un procedimiento basado en la psicoterapia. Ocurre en muchos casos pues, que la persona puede no tener claro cuando necesita un tipo de ayuda u otro.

La orientación psicológica es una ayuda profesional que se aplica a personas que se encuentran ante situaciones nuevas o conflictivas para ellas (realizar un cambio profesional o de empresa y tener que adaptarse a sus requerimientos, constituir una familia y atenderla, insertarse en el ámbito laboral por primera vez, tomar una decisión importante, etc.) y para las que sienten que no disponen de las estrategias de afrontamiento ni los recursos necesarios para su resolución. En estos casos, es posible que la persona comience a generar ansiedad y otros síntomas molestos.

A diferencia de la psicoterapia (la cual se aplica a personas que presentan determinados tipos de trastornos emocionales o dificultades que han ido adquiriendo una condición de cronicidad en el tiempo y que interfieren notablemente en su funcionamiento psicosocial), la orientación psicológica presenta un carácter más bien preventivo y hay aplicarse cuando la problemática o situación es circunstancial y sus efectos sobre el funcionamiento de la persona no han adquirido un carácter crónico y/o estable.

Así pues, habrá casos en los que una o varias entrevistas de orientación psicológica pueden ser suficientes para proporcionar la información necesaria a la persona a fin de que ésta pueda resolver la situación problemática que esté viviendo de forma exitosa y con sus propios recursos, manteniendo su bienestar y equilibrio emocional.

Rangos de edad y problemáticas que trato
Ofrezco orientación psicológica a jóvenes (a partir de 15 años) y adultos (a nivel individual, en pareja y/o familia). El abanico de temas a abordar es realmente extenso. A modo de ejemplo, algunos de los temas habituales que atendemos en orientación psicológica hacen referencia a:

Fases y duración del proceso
En los casos de orientación psicológica, las fases que seguimos a lo largo del proceso suelen ser las mismas que en un proceso psicoterapéutico (en su forma). No obstante, como ya explicábamos unas líneas más arriba, debido a su carácter preventivo y a que las problemáticas que abordamos no han adquirido un carácter crónico y/o estable en el tiempo, el pronóstico suele ser bueno y la duración general del proceso, más breve.
En general, la duración de las sesiones será de una hora (sólo en casos excepcionales pueden prolongarse hasta un máximo de una hora y media).



SERVICIO DE ADMINISTRACIÓN, CORRECCIÓN E INTERPRETACIÓN DE PRUEBAS PSICOMÉTRICAS

Bajo demanda específica por parte de los diferentes profesionales del ámbito de la salud mental u otros, ofrezco mis servicios en la administración, corrección e interpretación de pruebas psicométricas en múltiples ámbitos: clínico, escolar, rrhh, etc.

Se trata de un servicio que tiene el objetivo final de aportar al profesional que lo solicite, información detallada sobre el resultado de una determinada prueba psicométrica.

Esta información es obtenida a través de una rigurosa interpretación de las puntuaciones de la prueba y se basa en criterios objetivados y baremados, los cuales vienen definidos por el manual de procedimiento de la prueba seleccionada.

En ningún caso será posible que el terapeuta o profesional que solicite este servicio establezca diagnósticos ni conclusiones definitivas basadas exclusivamente en el resultado de estas pruebas, ya que para poder realizar un diagnóstico médico con la máxima fidelidad y exactitud es necesario haber integrado toda la información factible sobre la persona y su problemática, obtenida principalmente a través de varias sesiones de exploración con la misma. Además, deberá haber procedido al planteamiento, contrastación y refutación de las hipótesis que se hayan considerado verosímiles. Esta fase es imprescindible para el correcto establecimiento de un diagnóstico.